¿Por qué sangran las encías?

Quizás te haya pasado alguna vez que, al cepillarte los dientes o al pasarte el hilo dental, te das cuenta que botas un poco de sangre al escupir o puedes verla en tus encías.

Si has pasado por esto en algún momento, te explicaremos algunas causas de por qué sangran las encías, recomendaciones y cuáles son los tratamientos.

¿Cuáles son las causas por las cuales nuestras encías pueden sangrar?

Las principales causas del sangrado de las encías son las enfermedades periodontales como: La Gingivitis y la Periodontitis. Estas dos enfermedades son ocasionadas por mala higiene buco dental.

La Gingivitis : Cuando notamos que nuestras encías están un poco inflamadas, es debido a que existe una infección. Esta infección se denomina gingivitis y es causada por la acumulación de sarro en los dientes. Algunos síntomas son: irritación, enrojecimiento e inflamación de la parte de las encías que rodea la base de los dientes.

La Periodontitis: Si nos descuidamos y permitimos que la gingivitis se agrave, tendremos como resultado una enfermedad más grave llamada periodontitis. Lo que sucede es que la infección pasa a afectar los tejidos que sujetan los dientes, debilitándolo de tal manera que su presencia puede alterar el color, textura, forma, el sangrado de las encías y en los peores casos puede ocasionar la perdida de los dientes.

 

Las encuestas en España han revelado que la Salud Oral no se le ha prestado la atención necesaria ya que las enfermedades periodontales afectan entre el 85%-94% de la población española mayor de 35 años.

Otras causas por las cuales nuestras encías pueden sangrar son:

  • Una  mala posición dental o maloclusión: Es también un factor que no disipa las enfermedades periodontales. Al estar los dientes apiñados, la limpieza se torna en un reto. Por esta razón los dientes son más propensos a acumular sarro y a presentar enfermedades periodontales.
  • Los cambios hormonales en las mujeres:  Las hormonas femeninas (estrógenos y progesterona) conducen a que exista un mayor flujo de sangre en las encías (se tornan más sensibles y propensas a reaccionar ante cualquier cosa que pueda irritarlas).
  • El Cortisol: es una sustancia que nuestro cuerpo segrega cuando estamos en situaciones de estrés. Estudios han demostrado que esta sustancia está asociada a procesos inflamatorios, por lo que somos propensos a sangrar por las encías en situaciones de estrés.
  • Las personas con diabetes son propensas a padecer enfermedades periodontales ya que se reduce el flujo sanguíneo debilitando las encías y dientes, siendo el sitio perfecto para infecciones.
  • Las prótesis dentales. Es posible que la prótesis haya sido montada incorrectamente y moleste en la encía, causando una inflamación.
  • El bruxismo: Es otra causa del sangrado de las encías, el bruxismo es una reacción involuntaria en la que las personas que lo padecen tienden a apretar y rechinar los dientes. Esto lo que genera es que los dientes se vayan desgastando poco a poco y que las encías sufran por la fricción. Este factor lo podemos relacionar con el tema de ansiedad, estrés, entre otros.
  • El mal uso del hilo dental y el cepillo de dientes puede causar que las encías sangren si lo usamos de forma agresiva.

¿Cuáles son algunas señales de que tus encías están afectadas?

  • Mal aliento.
  • Sangrado de encías.
  • Cambios en la coloración de las encías. Podemos notarlas muy rojas o incluso moradas.
  • Sensibilidad dental excesiva ante el frió.
  • Movilidad de los dientes de forma espontanea.
  • La presencia de abscesos entre el labio y la encía (cuando esto se presenta es porque existe una infección importante en la encía).

¿De qué manera podemos evitar que nuestras encías sangren?

  • Consumiendo frutas, verduras y alimentos ricos en vitamina K y C.
  • Evitar el consumo de tabaco.
  • Cepillar nuestros dientes de una manera delicada, sin olvidar limpiar la lengua, paladar y mejillas.
  • Usar hilo dental e irrigadores dentales para facilitar la limpieza en las zonas más pequeñas. 
  • Evita los enjuagues bucales que contienen alcohol.
  • Visitando a tu dentista frecuentemente para que puedas tener una limpieza profunda en tu boca.

Algunos tratamientos para el sangrado de las encías son:

  • Nuestro dentista debe limpiar el sarro por medio de curetaje o raspado radicular (limpieza manual) así evitamos que los tejidos sigan afectándose.
  • Cuando se trata de infecciones mayores se aplicaran tratamientos más severos.
  • Si se llegase a perder alguna pieza dental, es posible sustituirlo con prótesis dentales.

Si logras identificarte con alguno de los casos que arriba hemos mencionado, es importante que contactes lo antes posible a tu dentista para un diagnostico y tratamiento a tiempo.

En CLÍNICA DENTAL PERONA contamos con novedosos tratamientos y profesionales altamente cualificados en enfermedades Periodontales, con más de 20 años de experiencia entre Vitoria Gasteiz y Barcelona.

Es importante no auto diagnosticarnos y tomar está información con responsabilidad y solo como referencia. aclarando cualquiera de tus dudas con tu dentista.

Si deseas más información acerca de cualquier tratamiento, contáctanos al: 945-23-23-12.

Horarios

Lunes a Jueves:

9:00 AM - 13:30 PM

16:00 PM - 19:00 PM

Viernes:

9:00 AM - 14:00 PM

© Clinica Dental Perona